En la tormenta - I

12/06/2017

 

 

El Evangelio (cf. Mt8,23;Lc8,22) nos cuenta que en una oportunidad estaban los discípulos con Jesús en una barca cuando, de pronto, se desató una tormenta. Jesús dormía. Estaría cansado por la labor pastoral y por atender a cientos o miles de personas cada día. Dormía en medio de una tormenta que, según el texto, amenazaba con hundir la barca. Dormía mientras los discípulos gritaban con desesperación. Tanta fue su insistencia que, luego de despertar, ordenó al viento que se tranquilizara y todo se tornó calma y paz.

¡Cuántas veces en nuestras vida sentimos que estamos en grandes tormentas que amenazan con hundirnos.... y Jesús duerme! En ese momento, la desesperación nos empuja a querer tomar las riendas de nuestra vida y, valiéndonos de nuestra “experiencia” como esos pobres discípulos que eran pescadores de profesión, queremos traer la calma y manejarlo todo apoyándonos en nuestras propias fuerzas humanas. Siempre nos pasa eso: confiamos más en nosotros mismos que en un Dios que puede estar dormido pero que nunca deja de escuchar nuestros gritos. Dios duerme, y quisiéramos que despierte cuando nosotros queremos. Dios duerme, y queremos que reaccione y haga algo. Dios duerme y nos sentimos solos, pero olvidamos que la barca no se puede hundir con Él adentro. Me explico mejor: nuestra seguridad en la tormenta no consiste en tener un Dios que calma la tormenta y que está atento a todo pedido o solicitud que presentamos a cualquier hora del día. No. Nuestra seguridad está en tenerlo en nuestras barcas ¡aunque sea dormido! Esa es nuestra tranquilidad: tenerlo en nuestras barcas, tenerlo en nuestras vidas. No importa si actúa o no rápido. ¡La barca no se puede hundir con Él adentro! ¿Crees esto? ¿Será acaso que en medio de la tormenta el Señor nos quiere enseñar que nuestra fe debe apoyarse en que lo tenemos a Él en nuestras vidas y no en lo que Él hace o no en ellas? A veces buscamos un Dios que actúe a nuestro tiempo y haga milagros, pero, perdemos de vista, que tenerlo a Él es el mayor milagro por el cual debemos dar gracias.  

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

12/03/2017

12/01/2017

11/28/2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • RSS Social Icon